ORGANIZACIONES OFICIALES


Global: World Health Organization's fact sheet on mobile phones


Global: International Commission on Non Ionising Radiation Protection (ICNIRP)


USA: Federal Communications Commission's (FCC) fact sheet on SAR For Cell Phones: What It Means For You


USA: Federal Communications Commission's (FCC) fact sheet on Wireless Devices and Health Concerns


USA: Federal Communications Commission's (FCC) FAQs on Wireless Phone Safety


USA: Food and Drug Administration's (FDA) fact sheet on cell phones and health


UK: Public Health England’s (PHE) Research and analysis: Radio frequency electromagnetic fields: health effects


UK: The Mobile Telecommunications and Health Research (MTHR) Programme


Australia: Australian Radiation Protection and Nuclear Safety Agency's (ARPANSA) position statement on mobile telephones and health effects


Europe: European Commission's Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks (SCENIHR)

PREGUNTAS FRECUENTES (FAQ)

Obtenga respuestas a sus preguntas sobre SAR.

¿Los teléfonos móviles con un menor valor SAR son una opción más segura?
Los valores SAR informados para cada modelo de teléfono móvil tienden a sobredimensionar significativamente los niveles de exposición que se dan en la vida real. Todos los modelos de teléfonos son probados para asegurar que cumplan con las normas de exposición, incluso a los niveles de potencia máximos; indican la exposición en el peor de los casos, en una situación de ensayo de laboratorio. Sin embargo, los teléfonos móviles en general no funcionan a los niveles de potencia máximos durante el uso diario. Para evitar la interferencia de red, y mejorar la vida útil de la batería y el tiempo disponible para llamadas, los teléfonos móviles se adaptan continuamente a la potencia mínima requerida para mantener una llamada de calidad. Además, si los consumidores, a pesar de que la ciencia respalda la seguridad de los teléfonos que cumplen con las normas SAR, desean reducir su exposición a emisiones de teléfonos celulares/móviles, hay formas más eficaces de hacerlo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) acuerdan que las mejores formas de reducir la exposición son limitar las llamadas telefónicas o simplemente usar un accesorio manos libres o mantener el teléfono alejado de la cabeza y el cuerpo.

Pero, ¿los accesorios manos libres conectados por cable no transfieren y concentran las ondas de radio en mi cerebro?
Algunas personas continúan preocupadas y están mal informadas acerca de la eficacia de los accesorios manos libres para teléfonos móviles. En abril de 2000, la Asociación de Consumidores de Gran Bretaña publicó un artículo que informaba acerca de una investigación propia que habría revelado que el uso de accesorios manos libres podría aumentar la energía de radiofrecuencia (RF) absorbida por la cabeza de un usuario porque las ondas de radio podrían viajar por el cable del dispositivo manos libre. Sin embargo, una serie de ensayos independientes promovidos por un artículo de la revista 'Which?' han demostrado que los accesorios manos libres reducen significativamente la exposición. Por ejemplo, el Ministerio de Comercio e Industria (DTI) de Gran Bretaña publicó un informe de investigación en julio de 2000 poco después de la publicación del artículo en 'Which?', específicamente sobre accesorios manos libres. En la investigación se demostró que los accesorios manos libres personales usados en la forma habitual, con el cable de auricular colgando naturalmente de la oreja, reducen la exposición en un 93 a 98%. Incluso al utilizar configuraciones que representaban el peor de los casos, con el cable del auricular enrollado alrededor de la antena del teléfono, la reducción fue del 75 al 93%. La conclusión del informe fue:
En la modalidad de uso para la cual fueron creados, los accesorios manos libres ofrecen reducciones sustanciales en la [exposición] SAR en comparación con el uso normal de un teléfono móvil que se mantiene contra la oreja.
Más recientemente, los investigadores revisaron los métodos experimentales usados en el estudio de la Asociación de Consumidores de Gran Bretaña y descubrieron lo siguiente:
Debido a la naturaleza compleja de la dosimetría de exposición a RF, las mediciones de exposición humana a transmisores de RF en el campo cercano deben ser realizadas solo por laboratorios con experiencia específica en esta área y deben cumplir con procedimientos de medición internacionalmente aceptados.

¿Qué puede decirse de las emisiones de dispositivos Bluetooth manos libres?
Los accesorios que usan señales inalámbricas Bluetooth para transmitir información de voz tienen una potencia extremadamente baja porque solo transmiten información a distancias muy cortas. Un estudio de investigadores de la Fundación para la Investigación de Tecnologías de la Información en la Sociedad (IT'IS) de Zúrich probó los teléfonos móviles con una gama de accesorios manos libres inalámbricos (Hands Free Kits, HFK). La conclusión fue que todos los accesorios redujeron sustancialmente la exposición:
En general, un HFK con cable reduce considerablemente la exposición de toda la región de la cabeza en comparación con teléfonos móviles operados a nivel de la cabeza, incluso en los casos improbables de peores conexiones.

[Extracto: Evaluación de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia inducidos en el cuerpo humano por teléfonos móviles con accesorios manos libres]

¿Qué puede decirse de los productos que dicen protegerme de la exposición?
Los productos que dicen reducir las radioemisiones para los teléfonos móviles o interrumpir la radiofrecuencia no funcionan o podrían reducir la conexión del teléfono móvil con la red, y hacer que el teléfono aumente su potencia de salida. La OMS también da asesoramiento a los consumidores sobre este tipo de dispositivos:
El uso de dispositivos comerciales para reducir la exposición a campos de radiofrecuencia no ha demostrado ser eficaz.
En mayo de 2002, Ministerio de Comercio de Industria (DTI) del Reino Unido publicó un informe sobre la eficacia de los dispositivos que hacen de escudo y absorben la radiofrecuencia emitida por los teléfonos móviles. El informe concluyó que estos dispositivos no funcionaban o que interferían significativamente con la operación normal del teléfono y que el desempeño del teléfono se veía 'marcadamente reducido' en áreas de señal débil y cuando era usado dentro de edificios.

¿Los niños necesitan precauciones adicionales?
Es totalmente entendible que algunos padres puedan estar preocupados por la seguridad de los celulares y su uso por parte de sus hijos. Se han planteado preocupaciones sobre la posibilidad de una mayor vulnerabilidad de los niños debido a una mayor susceptibilidad a riesgos de salud durante las etapas del desarrollo y porque los jóvenes usarán teléfonos móviles durante la mayor parte de sus vidas. Sin embargo, una cantidad de revisiones independientes de todos los trabajos científicos disponibles de autoridades internacionales y gubernamentales de salud ha considerado cuidadosamente esta cuestión y no encontró evidencia de ningún riesgo adicional para los niños por el uso de tecnologías de teléfonos móviles. La revisión independiente más reciente que específicamente estudió esta cuestión, publicada en 2012 por la Agencia de Protección de Salud del Reino Unido, concluyó:
En resumen, a pesar de que se ha realizado una cantidad sustancial de investigaciones en esta área, no hay evidencia convincente de que la exposición a campos de RF por debajo de los niveles estipulados en las normas cause efectos en la salud en adultos o niños.

De igual modo, un estudio de 2011 del Consejo de Salud de los Países Bajos que investigó la influencia de señales de telecomunicaciones de radiofrecuencia en los cerebros de niños, concluyó:

Los datos disponibles no indican que la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia afecte el desarrollo cerebral o la salud de los niños.
Además, las normas internacionales de seguridad han tenido en cuenta estas preocupaciones y riesgos potenciales al fijar los límites de exposición segura. Las guías fueron desarrolladas usando el peor de los casos, e incluyen márgenes de seguridad para garantizar que los niños estén protegidos. Por ejemplo, Paolo Vecchia, ex presidente de la Comisión Internacional sobre Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP), que desarrolló la norma de seguridad internacional, concluyó:
El sistema de protección que usa restricciones básicas y niveles de referencia hace que las guías ICNIRP sean flexibles y aplicables a casi cualquier condición de exposición, y cualquier grupo de la población. Por lo tanto, no hay necesidad, ni justificación, de un enfoque especial para la protección de niños.

¿Cambia mi exposición si estoy cerca de una estación base?
Los teléfonos móviles tienden a no operar a los niveles máximos de potencia durante el uso diario. Para mejorar la vida útil de la batería y el tiempo de llamada disponible, los teléfonos móviles se adaptan constantemente a la potencia mínima requerida para hacer una llamada de calidad según la recepción y la proximidad a la estación base más cercana. Un teléfono móvil que se encuentra cerca de la estación base más cercana en general va a requerir menos potencia para funcionar que el mismo teléfono móvil que transmite una llamada desde más lejos. Si las estaciones base se colocan más cerca de los usuarios, el nivel de potencia requerido para las comunicaciones en general disminuye, del mismo modo que disminuyen las emisiones de las estaciones base y los teléfonos móviles.

¿Cómo se prueban los teléfonos móviles?
SAR Test

Cada modelo de teléfono móvil se prueba usando una cabeza modelo y un torso modelo por separado, para la medición en el cuerpo. Los modelos se llenan con líquidos que simulan el tejido humano y los valores SAR se miden con el teléfono a la máxima potencia mientras opera a sus distintas frecuencias y colocado en una cantidad de posiciones de uso normal. Los procedimientos de ensayo miden cada modelo de teléfono en un rango de posiciones cuando se los sostiene cerca de la oreja para hacer una llamada. Los teléfonos también se prueban en distintas configuraciones sobre el cuerpo, utilizando clips de cinturón, estuches de cintura o accesorios similares, si están disponibles, o a una corta distancia del modelo para simular la posición de la ropa o la forma de uso habitual del teléfono. Una sonda dentro del líquido mide la fuerza del campo eléctrico dentro del modelo y muestra el valor SAR máximo para el modelo de teléfono móvil. Es un procedimiento complejo que incluye la prueba de accesorios telefónicos y que puede llevar hasta dos semanas. Este videoclip muestra por adentro un laboratorio de medición SAR en el que un teléfono móvil se somete al riguroso proceso de ensayo SAR. Video cortesía de Ericsson.

¿Por qué las autoridades de salud como la American Cancer Society dicen que los consumidores deberían elegir un terminal con bajo nivel SAR? ¿No se contradice con lo que ustedes dicen?
La forma en que funcionan los teléfonos y la tasa SAR es compleja y es absolutamente entendible que algunas organizaciones de salud incluyan asesoramiento precautorio que no refleja totalmente la forma en que funcionan los niveles SAR. Es probable que por este motivo la US Federal Communications Commission (FCC) haya emitido una nota descriptiva titulada: 'SAR para Celulares: Lo que significa para usted'. El objetivo de esta nota descriptiva fue abordar la confusión considerable y los malos entendidos que existen en torno al significado de los valores SAR máximos informados para los celulares. La nota descriptiva de la FCC dice:
Muchas personas presumen, erróneamente, que al usar un teléfono celular con un menor valor informado de SAR la exposición del usuario a emisiones de RF necesariamente baja o de alguna manera es “más segura” que usar un teléfono celular con un valor informado de SAR más alto. Aunque los valores de SAR son una herramienta importante cuando se trata de determinar la máxima exposición posible a la energía de RF emitida por un modelo de teléfono celular en particular, un solo valor de SAR no proporciona suficiente información sobre el nivel de exposición a RF bajo condiciones de uso típicas, cuando se trata de comparar de manera confiable diferentes modelos de teléfonos celulares. 
La industria de teléfonos móviles acuerda con la FCC que la mejor forma de reducir la exposición es usar altavoz o un accesorio manos libres. La FCC dice:

TODOS los teléfonos celulares deben cumplir la norma de exposición a RF establecida por la FCC, que se fija a un nivel muy por debajo del cual, según las pruebas de laboratorio y el consenso de expertos médicos y biológicos, podrían ocurrir efectos perjudiciales para la salud. Para los usuarios que sienten preocupación sobre la suficiencia de esta norma o que desean reducir aún más su exposición, las formas más efectivas de reducir la exposición son sostener el teléfono celular lejos de la cabeza y del cuerpo y usar un altavoz o un accesorio de manos libres. Generalmente, estas medidas tendrán un efecto mucho mayor en la absorción de energía de RF que la pequeña diferencia en la SAR entre un teléfono celular y otro, la que en todo caso no es una comparación confiable de exposición de los consumidores a la energía de RF, dadas las variables en el uso de cada persona.

La mayoría de los fabricantes de teléfonos móviles ahora incluyen una advertencia de letra chica sobre lo que implica mantener los dispositivos demasiado cerca del cuerpo. ¿La industria de telefonía móvil está preocupada por la seguridad cuando los terminales se usan cerca del cuerpo?
Como la mayoría de los bienes de consumo, los manuales de teléfonos móviles asesoran a los propietarios sobre el uso correcto en distintas situaciones. Algunos manuales recomiendan a qué distancia deberían mantenerse los teléfonos móviles alejados del cuerpo (no la oreja o la cabeza). Cada modelo de teléfono móvil es probado para garantizar que cumpla con los límites de exposición nacionales e internacionales a emisiones de radiofrecuencia, antes de que se autorice su venta en cada mercado del mundo. Los procedimientos de prueba miden cada modelo de teléfono en la posición habitual mantenido cerca de la oreja, cuando se hacen llamadas. Para el uso en el cual no se sostienen cerca de la oreja, los teléfonos son probados a distancias que pretenden representar clips de cinturón, fundas de cintura o accesorios similares, o a una pequeña distancia del tronco o del cuerpo, para simular el efecto de la ropa o el tipo de uso habitual. La información que se incluye en los manuales refleja cómo se prueban los teléfonos para demostrar su cumplimiento y cómo deberían usarse para asegurar que cumplan las normas a los niveles máximos de potencia. Todos estos ensayos se realizan a la potencia máxima del teléfono, aunque en el uso normal los teléfonos funcionan a niveles de potencia mucho menores, adaptándose constantemente para usar la potencia mínima requerida para hacer o recibir una llamada. Los teléfonos móviles en general tienen mejor recepción cuando se utilizan alejados de la parte principal del cuerpo. Los manuales de teléfonos móviles en general informan a los propietarios las mejores prácticas en el uso de los aparatos, y recomiendan usarlos en las posiciones de uso habituales, como cerca de la oreja, cuando se hace o recibe una llamada. En general, los teléfonos móviles tienen mejor recepción cuando se utilizan alejados de la parte principal del cuerpo.

Algunos manuales de teléfonos móviles mencionan el uso de un clip de cinturón. ¿No utilizar un clip de cinturón supone un riesgo para la salud?
Los procedimientos de prueba miden cada modelo de teléfono a distancias que pretenden representar clips de cinturón, fundas de cintura o accesorios similares, o a un pequeña distancia del tronco del cuerpo, para simular el efecto de la ropa o el tipo de uso habitual, y esta es la distancia que se incluye en los manuales del usuario. Si un consumidor no cumple con las recomendaciones del fabricante sobre la distancia de separación del cuerpo, no se compromete la seguridad, porque las normas contemplan un margen de seguridad amplio, que protege al usuario. El límite SAR para el público en general incluye un factor adicional de seguridad de 50 veces, y para los trabajadores, un factor de seguridad de 10 veces.

¿Por qué distintos fabricantes recomiendan usar los terminales a distancias diferentes del cuerpo? ¿Algunos terminales son más seguros que otros?
Reflejan las distancias, utilizadas en el procedimiento de ensayo estándar, respecto del cuerpo, para el uso de teléfonos móviles con clips de cinturón, fundas de cintura o accesorios similares y dentro de los límites de seguridad a la potencia máxima. Puede variar según el modelo del teléfono y los accesorios suministrados. Es importante recordar que la prueba de teléfonos móviles -tanto para el caso en que se mantienen cerca de la oreja como para el caso en que se llevan sobre el cuerpo- se realiza para asegurar que los aparatos cumplan con las normas a los niveles máximos de potencia. En general, los móviles no funcionan a la potencia máxima y se adaptan a la potencia mínima para mantener una llamada de calidad según la recepción y la proximidad a la estación base más cercana.

En los ensayos SAR se utiliza un modelo de un hombre de 6,2 pies (1,88 m) de altura, que pesa 200 libras (90 kg). Claramente, esto no es representativo del usuario móvil promedio. ¿Este modelo se usa para reducir los valores SAR de los teléfonos?
Se utiliza una cabeza modelo de un hombre adulto -conocida como SAM (sigla en inglés de 'maniquí antropomórfico específico') - para que los ensayos de cumplimiento SAR internacionales den resultados conservadores. Las dimensiones de SAM fueron deliberadamente tomadas del 90 percentil de un hombre adulto en el Ejército estadounidense, con el objetivo de cubrir la amplia mayoría de la población. Es importante destacar que cuanto más grande la cabeza, mayor la cantidad de energía que será absorbida en los ensayos SAR, lo cual representa el peor de los casos y arroja una medición SAR conservadora. El principal objetivo de diseño de la entidad de normalización para SAM fue el siguiente: "SAM producirá una tasa SAR conservadora para una mayoría significativa de personas durante el uso normal del terminal inalámbrico." Se han realizado investigaciones para confirmar que el modelo produzca valores SAR conservadores para toda la población, incluso los niños. En un estudio de seguimiento llevado a cabo por un grupo internacional de 14 expertos de entidades de investigación gubernamentales, académicas e industriales que comparó los ensayos SAR utilizando SAM y modelos de computación de cabezas de adultos y niños normales, se llegó a la siguiente conclusión:
Esto lleva a la conclusión de que SAM produce una estimación conservadora de SAR en la cabeza y asegura el cumplimiento respecto de las guías de exposición internacionales. La cabeza más grande (de adulto) dio como resultado un nivel SAR pico estadísticamente más alto que la cabeza más pequeña (de niño) para todas las condiciones.

Si aún siento preocupación, ¿qué puedo hacer?
El consenso científico mayoritario es que los teléfonos móviles que se utilizan dentro de los límites de exposición no plantean un riesgo adverso para la salud humana. Sin embargo, organizaciones como la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de los EE.UU. han aconsejado cuál es la mejor forma de reducir la exposición: Aunque la evidencia muestra un riesgo bajo o nulo de tumor cerebral para la mayoría de los usuarios de celulares de largo plazo, la FDA dice que las personas que desean reducir su exposición a RF pueden:
  • reducir la cantidad de tiempo que utilizan el celular
  • usar el celular en modo altavoz o con un auricular, para mantener una mayor distancia entre la cabeza y el aparato

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su última nota descriptiva sobre teléfonos móviles y salud, confirma que las siguientes son formas efectivas en que los usuarios pueden reducir la exposición:

La potencia (y por lo tanto la exposición a radiofrecuencia de un usuario) cae rápidamente con la mayor distancia del terminal. Una persona que usa un teléfono móvil a 30 o 40 cm de distancia del cuerpo -por ejemplo, cuando envía mensajes de texto, accede a internet, o usa un dispositivo "manos libres"- tendrá mucha menos exposición a campos de radiofrecuencia que alguien que mantiene el terminal junto a la cabeza.
Encuentre información adicional aquí.